RESERVA EN LÍNEA
Entorno - Fondo Cristal Costa Brava
19192
page,page-id-19192,page-parent,page-template-default,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-9.2,wpb-js-composer js-comp-ver-4.11.2.1,vc_responsive
 

ENTORNO

Tossa de Mar situada en un marco incomparable de naturaleza Mediterráneo está rodeada por hermosas calas.

Tossa de Mar es un municipio situado entre los términos de Lloret de Mar y Sant Feliu de Guíxols en la Costa Brava. A medio camino entre la ciudad de Barcelona y la frontera francesa. Los aeropuertos más cercanos son el de Girona a 32 kilómetros y el de Barcelona a 93 kilómetros.

 

Situada en un marco incomparable de naturaleza Mediterráneo está rodeada por hermosas calas como la Giverola, Pola, Ca la Buena, Llevadó, de Carlos … y playas como las de Gran y de Es Codolar.

 

En la población viven de manera permanente aproximadamente 8.000 habitantes y acoge a unos 15.000 turistas durante los meses de verano.

 

El término municipal más está casi todo dentro de la reserva natural del Macizo de Cadiretes que con sus 519 metros de altitud conserva una variada vegetación Mediterráneo con elementos de la flora Atlántica. Se puede recorrer por caminos balizados y pensados ​​para la práctica del senderismo y de la bicicleta de montaña.

  • PLAYAS QUE ENAMORAN

    Tossa está rodeada por hermosas calas: Giverola, Pola, Cala Bona, Llevadó, ... y playas: Grande y de Es Codolar.

  • VIAJAR EN EL TIEMPO

    Imagina un lugar donde puedas viajar en el tiempo y transpórtate hacia escenarios de épocas pasadas.

  • TOSSA ACTIVA Y COMERCIAL

    Disfrutar de la oferta gastronómica de Tossa, así como de sus tiendas y comercios.

En Tossa de Mar, además de disfrutar del ambiente turístico que le caracteriza, se puede pasear tranquilamente por la Vila Vella y el arte que proviene de siglos atrás entre los que destaca el recinto amurallado del siglo XIII que recorre el litoral rocoso y cierra a la Villa Vieja de antiguas casas y calles destacando la Iglesia de San Vicente de estilo gótico tardío del siglo XV y el antiguo Hospital de San Miguel del siglo XVIII.

 

El centro de la población, junto a la playa, es un lugar dinámico y lleno de vida. Se pueden encontrar pequeñas tiendas, bares, cafés y una amplia gama de restaurantes donde disfrutar de la exquisita cocina local.

 

Fuera de este recinto está el Barrio de Pescadores de Sa Roqueta y el Macizo de Cadiretes el antiguo Santuario de Sant Grau, sin olvidar los antiguos orígenes de Tossa de mar cifrados en el siglo I aC y representados entre otros por la Villa romana de los Almendros.

 

Paseando de noche por la playa del mar Menuda -que cuenta con la Bandera azul- en la Bahía y con las vistas del Cabo de Tossa y el Recinto amurallado de la Vila Vella iluminados al fondo, puedes cerrar un recorrido por uno de los lugares más turísticos y con más arte e historia de la Costa Brava Girona.